Una locura maravillosa

Me dejaste el corazón latiendo,

un ruido despierto

y agitada mi respiración.

Un sentimiento, tal vez,

caricias que dormían

y que mi mente

sólo despertaba en mi imaginación.

Ganas y miedo de tenerte cerca.

Miedo de besarte

por no desear dejar de hacerlo.

Las caricias osadas y suaves,

permitidas pero salvajes

nos llevaban a otro lugar.

Cerrar los ojos para sentirte

alucinación consciente.

Una locura dejarse llevar,

traspasamos los límites,

arrollamos algunos miedos.

Cuerpos temblando de felicidad,

no podían estar quietos ni separados,

fue como un sueño hecho realidad.

M.A.Z.

Arlette Martell on Facebook
Arlette Martell

Deja un comentario